Vizsla

Es conocida su notable capacidad para aclimatarse y trabaja sin mostrar cansancio aún en el calor más intenso.

Sus buenas cualidades naturales son: un olfato excepcional un porte firme, una predisposición notable para la búsqueda y para obedecer las ordenes de acarrear, una gran afición por el agua y tiene una capacidad extraordinaria para mantener el contacto.
Fijado definitivamente en sus actuales formas hacia finales del siglo pasado, el Viszla proviene posiblemente de algunas antiguas razas de rastro magiares, aunque hay quienes piensan en un cruzamiento entre el Braco de Weimar y el Pointer. 
De constitución ligera, distinguida y al mismo tiempo robusta, el Braco húngaro de pelo corto posee buena velocidad con paso elástico y decidido. La cabeza tiene el hocico ligeramente más largo que el cráneo, las orejas bastante largas, con tejido cartilaginoso relativamente liviano, de nacimiento bajo y con las puntas redondeadas. La trufa, con las fosas nasales bien abiertas, es de color marrón oscuro, mientras el color de los ojos, no demasiado grandes, está en relación con la tonalidad de la capa.
El tronco es sólido, con el tórax bien desarrollado y el riñón corto y sólido. 
Las extremidades anteriores son enjutas y musculosas y las posteriores tienen los muslos bien desarrollados y los pies son de gato con los dedos apretados.


0 comentarios
Compartir:
Escribe tu comentario!